Comisiones Obreras de Euskadi

jueves 4 de mayo de 2017

CCOO de Euskadi rechaza el acuerdo para unos presupuestos antisociales

  • Para el sindicato el acuerdo viene a apuntalar unas cuentas públicas estatales irreales, en el mejor de los casos, y unas políticas de recorte que continúan acrecentando las brechas sociales.

CCOO de Euskadi vigilará estrechamente las concreciones que en materia de políticas de empleo y protección social se deriven para la CAPV.

CCOO de Euskadi asegura que el proyecto para los Presupuestos Generales del Estado nace con unas previsiones económicas claramente edulcoradas para cuadrar unas cuentas que no van a poder cumplirse, ni en términos de recaudación fiscal, ni en lo que hace referencia a la evolución económica, cuando sin ir más lejos, el crecimiento de los precios desborda ya lo señalado en el propio proyecto.
 
Unos Presupuestos obsesionados con el objetivo del déficit, además, que continúan en la senda del recorte de los servicios públicos, en pensiones, de la insuficiencia en materia de lucha contra el desempleo y de inacción (en el mejor de los casos) frente a la polarización social galopante que sufre el estado.
 
Ese, y no otro, es el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que el acuerdo alcanzado ayer viene a sostener. Unas cuentas para un Gobierno del PP muy perjudicial para la mayoría trabajadora. Unos presupuestos sociales y útiles a la mayoría social tendrían que haberse ligado a una reforma fiscal y a un compromiso para sacar adelante la Iniciativa Legislativa Popular para una renta de garantía de ingresos propuesta por CCOO y UGT.
 
En Euskadi el sindicato ha señalado por activa y por pasiva los retos que tiene ante sí nuestra economía en materia de políticas de empleo y protección social. A la vista de los puntos que aparecen en el acuerdo, y a falta de conocer las concreciones de los mismos, CCOO se va a mantener vigilante ante lo que puede suponer este acuerdo para las trabajadoras y los trabajadores vascos.
 
En sus primeras valoraciones, el PNV habla de efectos “positivos” sobre la competitividad de las empresas vascas, pero parece olvidar una vez más, que no habrá ningún tipo de recuperación sin políticas fiscales progresivas y medidas redistributivas que alcancen al conjunto de la población vasca.
 
El sindicato recuerda en este sentido, por ejemplo, que mientras se negociaba un acuerdo aparentemente muy beneficioso para las cuentas públicas vascas, el Gobierno vasco se niega a cumplir con lo que marca la propia ley en materia de revisión de las cuantías de la RGI.
 
En la misma línea, si los Presupuestos Generales del Estado se muestran también insuficientes en lo que tiene que ver con los servicios y empleo públicos, nada parece tampoco que venga a cambiar esa situación en Euskadi. El acuerdo obvia la pérdida de derechos de las personas al servicio de la administración pública vasca y la degradación de los servicios públicos durante los años de crisis.
 
Asimismo, CCOO de Euskadi recuerda que en el ámbito del diálogo social se hablaba de las políticas activas de empleo necesarias y de las medidas para recuperar la calidad del empleo que se está generando en la CAPV. El acuerdo parece querer pasar también por encima de estas cuestiones, y desde el sindicato se lanza un mensaje muy claro: será muy exigente frente a las instituciones vascas ante las concreciones que las medidas acordadas puedan tener sobre las trabajadoras y los trabajadores vascos.    
 
Si el acuerdo, como se ha señalado por las partes firmantes, tiene vocación de regular las relaciones económicas entre el estado y Euskadi en los próximos años, es indudable que tendrá efectos sobre condiciones laborales y desarrollo social de este país. Y eso no puede ser patrimonio exclusivo de dos formaciones políticas en el marco de un acuerdo económico y fiscal. 

CCOO de Euskadi rechaza el acuerdo para unos presupuestos antisociales

jueves 4 de mayo de 2017

Áreas temáticas relacionadas

Información - Noticias